Commodities Latin América


LENGA (Nothofagus Pumilio)

PROPIEDADES DE LA LENGA ARGENTINA

 Descripción de Madera de LENGA (Nothofagus Pumilio) 


Posee una albura de color blanco amarillento y duramen notablemente diferenciado de color rozado pálido. Su fibra es recta, de texturas suaves, anillos de crecimiento notorios, aunque no sumamente destacados, esta especie ofrece buenas aptitudes para el secado, es fácil de trabajar, tornear y teñir. los adhesivos trabajan muy bien,y se presta muy bien para cepillado, lijado y la sujeción de clavos y tornillos. La luz no le ocasiona cambios en sus propiedades físicas, especialmente en el color. Existen estudios de centros de investigación que avalan esta afirmación. 


Lenga (nothofagus), Raulí, Coihue y Roble Pellín. 
MADERA ESPECIAL PARA:- pisos machimbrados, entablonados y tarugados. 


INTRODUCCION 
El uso de los bosques, orientado principalmente a la producción de madera, fue elaborado pensando en el manejo de los mismos en el norte de su distribución en Argentina, que abarca desde el sur de Tierra del Fuego hasta el centro de la provincia de Neuquén, a la latitud aproximada de la localidad chilena de Temuco. 
Los bosques constituyen probablemente el recurso forestal nativo de mayor importancia que puede ser manejado en forma sostenible mediante técnicas silviculturales sencillas y en el marco de una ordenación forestal simple. La lenga se incluye entre las especies nativas de mayor relevancia tanto en Argentina como en Chile en términos de producción de rollizos aserrables. El conocimiento acumulado sobre los bosques de esta especie permitiría la elaboración de un marco general simple para su ordenación, basado en experiencias silviculturales concretas y el conocimiento disponible sobre existencias y crecimientos. 


(Nothofagus pumilio) 
Arbol de gran porte que alcanza mas de 30 mts de altura; su tronco, cilindro cónico, llega a diámetros de hasta 1,5 mts en condiciones ambientales favorables, como en Tierra del Fuego. En lo alto de la montaña a latitudes menores, como en Neuquén o Chubut, la lenga se desarrolla como arbustos achaparrados y rastreros, de un metro de altura, muy tupidos e impenetrables. 
Especie nativa de los bosques subantárticos típicos dela Argentina y Chile, se extiende por el primero de los países mencionados por una delgada faja de no mas de 50 km de ancho desde el norte de Neuquén hasta el canal Beagle y la isla de los Estados. Ocupa los niveles mas altos de la vegetación del macizo andino, constituyendo asociaciones casi puras hasta los 1800 mts sobre el nivel del mar en Neuquén, mientras que en el sector magallánico difícilmente supera los 500 mts de altura. 
Dentro del bosque presenta una copa rala. El lengal puro tiene un sotobosque limpio, fácil de transitar y de realizar su explotación. En cambio, cuando la lenga se encuentra asociada a otra especie, como el coihue en Chubut, o el pehuén en Neuquén, el sotobosque es un cañaveral impenetrable de coligüe. 
Su madera, de altura blanco-rosada y duramen amarillo-rosado, presenta un brillo suave en los cortes longitudinales, con ligero veteado, grano derecho, de textura fina y homogénea. Estas cualidades contribuyen a calificarla una madera fácilmente trabajable, de buena calidad, compacta y elástica. Requiere un secado lento y es conveniente la aplicación de tratamientos de reacondicionado. 
Es una madera moderadamente pesada (peso específico: 0,570 kg/dm), fuerte, blanda a semidura, apta para procesos de desbobinados y curvado al vapor, utilizándose en la construcción de estructuras, en tonelería, en la industria naval, carpintería general, parquets, mueblería, piezas talladas y tornería. Presenta durabilidad expuesta a la humedad, empleándosela por tal razón para la confección de postes y varillas de alambrado, pisos, etc. 
Es una de las especies forestales argentinas que ofrece mayores volúmenes de existencias aprovechables dentro de los bosques naturales, sin ordenamiento y con deficiente estado sanitario, pero con posibilidades de realizar una extracción racional, utilizando su madera en forma integral para aserrar, fabricar aglomerados y pastas celulósicas. 
Dada su importancia dentro de los ecosistemas nativos, cualquier emprendimiento para la explotación de esta especie debe ser cuidadosamente analizado. 
A su vez, la lenga adquiere una particular trascendencia dentro de los paisajes mas típicos de los bosques andino-patagónicos, los cuales han alcanzado fama mundial gracias al desarrollo turístico dentro de los parques nacionales de la zona. Su presencia se torna notable cuando llega el otoño y el follaje de la lenga pasa de un color verde oscuro a sucesivas tonalidades que van del rojo al anaranjado y luego al amarillo. 
Hojas: caducas, simples, alternas, de forma elíptica, con base obtusa y borde crenado, de unos 4 cm de largo por 2 de ancho; con nervadura central prominente en el envés, que continúa en un corto pecíolo; nervaduras secundarias paralelas o subparalelas, entre las cuales se hallan dos lóbulos, rasgo característico de las hojas de lenga. 
Flores: pequeñas, de sexos separados en el mismo árbol, solitarias, en las axilas de las hojas; la flor femenina tiene ovario ínfero trilocular, con dos óvulos por locus; la masculina, de color ocre, tiene de 15 a 20 estambres con largos y delgados filamentos que facilitan la polinización anemófila.
Frutos: aquenios trialados de unos 8mm de largo, recubiertos por una cúpula coriácea. 
Corteza: grisácea de 1 cm de espesor, agrietada longitudinalmente luego de pasar por su estado juvenil. 

Calidades: 
Descripción: El coihue, el árbol más frecuente y característico en nuestro paisaje, vive desde el nivel del mar hasta casi el límite superior de la vegetación arbórea, prefiriendo suelos bien drenados. Dentro del bosque, el coihue aparece como una especie dominante que despliega su copa a mayor altura que las otras especies. Llega a medir más de 40 metros de altura y sus troncos son proporcionalmente fuertes. El coihue forma grandes ramas radiadas que disponen el follaje en los estratos horizontales que son característicos de su hábito. La hoja es pequeña, de unos 3 cm de largo, de forma lanceolada y borde aserrado. Ellas brillan al sol por un barniz natural que tienen en su parte superior. Es un árbol hermoso, de grandes ramas y aspecto a veces solemne, a veces festivo, de mucho valor ornamental. Es además un buen cortavientos. 
El coihue es una especie monoica, es decir, que tiene flores de uno y otro sexo en el mismo pié. Las flores maculinas se reúnen en inflorescencias sobre un pedúnculo corto. Cada una de estas inflorescencias tiene diez estambres. Las flores femeninas se reúnen en grupos de tres y dan origen a cúpulas que contienen tres pequeñas nueces. Estas semillas, de las cuales puede haber 200 a 500 mil por kilógramo, según la variedad, son fácilmente dispersadas por el viento. La propiedad de ser anemócora apoya las características de pionero del coihue, frecuentemente una de las primeras especies en colonizar espacios abiertos dejados por derrumbes u otros fenómenos. 
El ciclo reproductivo del coihue es anual: comienza en la primavera con la floración y termina en el otoño siguiente (abril a mayo) con la dispersión de las semillas. Estas semillas son de germinación epígea, es decir, el hipocotilo emerge por sobre el suelo junto con los cotiledones. Llegado a un cierto nivel, cae la cubierta seminal y se desarrollan las primeras hojas normales. Es interesante notar que las pequeñas plantas de coihue pueden crecer sobre troncos caídos aprovechando pequeñas cantidades de humus. Esta capacidad ayuda al coihue, que es intolerante a la sombra, a prevalecer sobre la quila y otras especies que emergen del suelo. 
Como principal especie arbórea de la región, el coihue es una viga maestra del sistema ecológico, básico para la existencia de muchas otras especies. 
El quintral del coihue, una lorantácea llamada Desmaria mutabilis o Phrygilantus mutabilis, de flores tubulares de color rojizo, es muy apreciado por los picaflores. Las frutas de este quintral son una bayas de pulpa azucarada apetecidas por diversos pájaros. Si desde el punto de vista del coihue el quintral es un parásito, desde el punto de vista de las aves es un regalo muy bienvenido cuando no hay otros alimentos. 
Diversos insectos liban la resina azucarada exudada por el coihue. El coleóptero cerambícido Cheloderis childreni, llamado coleóptero de la luma, una joya de la naturaleza, es en realidad propio de los coihues y del roble. Un hongo de la familia de las citaráceas, el llaollao o digüeñe, de forma esférica, color anaranjado y sabor agradable, crece sobre las ramas de los coihues. Este se consume crudo y antiguamente se usaba para fabricar chicha. 
Usos: 
Se usa en obras mayores como puentes, muelles, estanques, silos y otros. En viviendas se le emplea en pisos, parquets, moldajes para hormigón, revestimientos. En durmientes, embarcaciones y en fabricación de chapas y terciados. En carpintería se le usa en muebles, cajones, envases, juguetes, esquíes, etc. 
Calidades: 
ionada. 

(Nothofagus obliqua) 
"Roble", "Coyam" 
Antecedentes generales 
Arbol caduco, endémico de los bosques subantárticos de Chile y Argentina. 
Presenta dos variedades botánicas en Chile, la variedad macrocarpa que representa la distribución más septentrional del género en Sudámerica ( 33° lat sur ),y la variedad obliqua de mayor distribución, entre los 33° 57´ hasta 41° 10´ latitud sur. 
Se hibridiza naturalmente con Nothofagus glauca (Phil.) Krasser "Hualo" generando a Nothofagus leonii Espinosa "Huala", de características intemedias con las especies parentales y endémica de zona central de Chile. 
Prefiere suelos fértiles y profundos, adaptandose a también a otro tipo de suelos donde la humedad no sea limitante. 
En su distribución norte se desarrolla en las quebradas y en los bordes de los esteros con suelos aluviales y en altura entre los 1.000 y 2.000 m.s.n.m., donde el roble tiende a crecer achaparrado y con escaso valor comercial. 
En esta situación crece en rodales puros como única especie dominante, con sotobosque arbustivo. En bosques de altura también tiende a crecer en forma pura, pero en algunas areas puede crecer con peumo, boldo, quillay o lingue, en las condiciones de mayor humedad. 
Al extenderse hacia el sur y en quebradas, crece mezclado con raulí, coihue, lingue, canelo, mañio de hojas largas, avellano y laurel. En las partes altas se mezcla con raulí, constituyendo el tipo forestal Roble- Raulí. 
En sectores bajos y faldeos de montaña el roble crece junto a lingue y laurel en formaciones tipo parque. En áreas hacia el sur, el roble crece junto a especies siempreverdes características del bosque valdiviano. 
Características botánicas: 
Arbol monoico, caducifolio, de 20 m que puede alcanzar hasta 40 m de altura y más de 40 cm hasta 2 m de diámetro, de tronco cilíndrico y corteza gruesa y dura, agrietada en placas grandes. 
Copa pirámidal, muy ramoso. 
Hojas subcoriáceas a coriáceas, de forma aovada o aovada-lanceoladas, alternas, notablemente asimétricas en la base, de bordes irregularmente aserrado-dentados, de tamaño muy variable de acuerdo a la procedencia, de 2-5 cm de largo por 1,5-3 cm de ancho, pueden ser glabras o pubescentes, con papilas resinosas en su cara adaxial, de color verde pálido en el envés. 
Flores unisexuales, pequeñas, las que se desarrollan en el extremo de las ramas nuevas. 
Las flores masculinas, son solitarias, cortamente pecioladas, rodeadas por un involucro pubescente contiene entre 30-40 estambres. 
Las flores femeninas con dos o tres estigmas, se encuentran reunidas de tres, protegidas por una cúpula o involucro pubescente, cubierto de apéndices por el dorso, de 8*6 mm, 4-valvada, dehiscente. 
Los frutos son nueces de forma oval pirámidales, leñosos de 4-8 mm de largo por 6 mm de ancho, reunidos en número de tres en el interior de la cúpula, el central es bialado y los dos laterales son trialados, protegidos por la cúpula con 4 valvas ovaladas, anchas. 
El número de semillas por kg. varía entre 50.000 y 150.000, la viabilidad fluctúa de acuerdo al año de producción, variando entre 11 y 43%, con un alto contenidos de semillas vanas, pudiéndose tratar de ciclos bianuales. 
Las semillas son microbióticas y se mantienen vivas no más de dos años en condiciones naturales. La conservación en almacenamiento seco a 2°C, con un contenido de humedad bajo el 10%, permite guardarlas por cerca de 20 años. Germinación epígea. 


Fenología 
La época de floración ocurre a inicios de primavera, entre septiembre a octubre y la maduración de sus frutos se produce entre febrero y abril. 

Importancia 
Es una de las especies forestales de mayor distribución y abundancia en el sur de Chile en los distintos habitats de su distribución natural. La madera presenta buenas características de resistencia y durabilidad, siendo empleada en al construcción de puentes, postes, durmientes, chapas, exteriores, etc. Presenta un alto interes económico en la industria del aserrío. 
La albura es blanquecina- amarillenta poco resistente a la intemperie, el duramen es rojizo, llamado "pellin". Los ejemplares adultos con la madera apellinada son los más valiosos por la madera rojiza, dura, pesada, resistente a la intemperie. 
En plantaciones experimentales realizadas en Chile alcanzan a los 20 años, entre 16-18 m de altura y 15 a 17 m 3/ha/año en volumen. 
La Vegetación del Area Natural Protegida Epulauquen. Neuquen. Argentina. Bosque de Roble Pellín (Nothofagus obliqua). 
Nothofagus obliqua (Mierb.) Oerst. (roble pellín) tiene una distribución geográfica en la vertiente chilena desde los 36º a 40º Lat. Sur. En Argentina se presenta entre los 35º y 42º Lat. Sur en forma esporádica entre los Departamentos Aluminé, Lácar y Huiliches, aunque existen pequeñas masas boscosas en el Norte de Neuquén, que caracterizan principalmente el Área Natural Protegida - Epulauquen que marca el límite septentrional de la especie. La Reserva Provincial de Epu-lauquen se ubica en el centro oeste del Departamento Minas, al NW de la Provincia del Neuquén, con una superficie de 7450 Has. La geomorfología dominante es de naturaleza glaciaria. El material originario del suelo es derivado de cenizas volcánicas holocénicas. El objetivo de este trabajo es estudiar y caracterizar el bosque de Roble pellín de esta zona. Se efectuaron 20 relevamientos con el método fitosociológico de Braun- Blanquet. De los resultados obtenidos, se concluye que esta comunidad pertenece a la sintaxa Dioscoreo-Nothofagetum obliquae, con lo que se amplía la corología propuesta por otros autores para los bosques Andino- patagónicos de la Argentina. Se discute la dependencia de esta comunidad con algunas variables (altitud, exposición, pendiente) y el estado de conservación en que se encuentra. 
Usos: 
Dada sus propiedades se usa en obras gruesas de edificios, tejuelas, puentes, muebles, postes y rodrigones, estacas para minas, durmientes, embarcaciones, etc. 
Calidades: 







—————